La habitación de los instrumentos

RECURSOShabitacionA copia 3Residencia musical express

 La música es una actividad creativa. Bueno, al menos eso es lo que tendría que ser. En general no se educa para ser creativo, se educa para desarrollar ciertas aptitudes, para ser un buen “mecanógrafo”. También en las artes. También en la música. Existen excepciones, por supuesto, pero es la regla general.

Por otra parte, ocurre muchas veces que en el desarrollo de su actividad, se puede dar la circunstancia de que el músico no abandone su zona de confort nunca, o pocas veces. Existen muchas posibilidades de afrontar retos que pongan a prueba nuestra capacidad técnica, pero no tantos que nos confronten con la parte creativa.

 

“La habitación de los instrumentos”

La habitación de los instrumentos es una metáfora. Es el lugar donde poder tener acceso a todos los sonidos, a todos los instrumentos. Es el lugar donde te permiten “jugar”. Es, en fin, un espacio para lo inesperado.

Hemos lanzado el reto a tres músicos para que convivan en la habitación de los instrumentos que hemos preparado en La Fundición. Hemos creado el contexto propicio para que la mente creativa de un músico actúe según sus instintos, además de por lo aprendido en el camino. Ellos llevarán sus instrumentos y en La Fundición se encontrarán otros. Al final de esa jornada, ofrecerán un concierto. No saben a priori qué van a tocar, pero partimos de la base de que tres músicos con talento y un fondo común de sonidos serán capaces de sorprendernos. Ahí está la apuesta, lo mágico de esta propuesta.

Músicos

La Cris

Voz, teclados, Loop Station, etc.

Estudió en la Escuela Superior de Música de Catalunya. Improvisadora nata, es una artista versátil y se podría decir que la inspiradora de este proyecto.

Aitor Zorriketa “The Malamute”

Guitarra, bajo, etc.

Aitor es un activo miembro de la escena local. Colabora con bandas como Mississippi Queen & The Wet Dogs, Quaoar o James Room.

Daniel Garay Moragues

Percusión etc.

Reputado batería y percusionista, participa en ensembles de música antigua como Euskal Barrokensemble o Aula Boreal, entre otros muchos.

“¡Todavía estoy aquí, aún sigo vivo!”

Vladimir Horowitz

Los próximos martes 7 y miércoles 8 de febrero Konpartitu organizará la segunda edición del ciclo de conferencias que sobre la figura del intérprete de música clásica nos ofrece Mariano Jiménez, colaborador habitual de la casa.

En esta ocasión el personaje elegido es Vladimir Horowitz. Dejamos que el propio Mariano  nos recuerde la importancia de acercarnos a la figura del intérprete de música clásica y en concreto a Horowitz.

¿Nos hemos parado a pensar que existe un intermediario entre la música y el oyente? Cuando contemplamos un cuadro o vemos una película, establecemos con ellos una relación directa y solitaria que no se da en la música. Los cursos de apreciación musical establecen una relación entre el oyente y la música basada en la comprensión de la obra musical. Sin embargo, omiten prestar atención a un elemento vital en la cadena de comunicación entre ambos: el intérprete. El intérprete es el mediador entre las obras y el oyente; de él depende la transmisión del pensamiento musical del pasado. ¿Qué parte de sí mismo añade a la obra que interpreta?

¿POR QUÉ VLADIMIR HOROWITZ?

La reaparición del pianista Vladimir Horowitz en la década de los 80 provocó una gran sorpresa. De pronto, alguien a quien se creía desaparecido hacía mucho tiempo, un genuino representante de la gran tradición y la vieja escuela que entroncaba en fondo y forma con los días de Franz Liszt, se dejaba ver con la sonrisa y la pajarita puestas paseándose por Manhattan. Era la repentina materialización de un pasado remoto. A partir de ese momento comenzó un periodo de actividad febril que llevó al octogenario pianista a dar vueltas al mundo con entusiasmo juvenil.

Horowitz había sido hasta entonces una figura mítica cuyas hazañas de virtuoso deslumbrante y fogonazos de inspiración arrebatada podían consultarse en una inacabable colección de reseñas que se remontaban a las primeras décadas del siglo XX y lo atravesaban por completo, con intermitentes y prolongados silencios. Fue un genio a síncopas cuyo talento brotaba por puro instinto. Quizá por eso, en un tiempo en que la tecnología de la grabación había reconvertido a todo concertista en un ser obligatoriamente infalible, los críticos se sintieron siempre confundidos ante alguien capaz de alternar momentos irrepetibles de una intensidad insólita con otros de desconcierto. Nadie, sin embargo, discutió su apabullante autoridad y maestría.

Sentarnos ante el teclado con él, deslizarnos tras el escenario y salir al encuentro de la persona que fue es la aventura repleta de luces y de sombras que propone Konpartitu en este nuevo ciclo de dos sesiones impartidas en la Filarmónica. Transitaremos la geografía humana de una figura colosal, del hombre que volvió cuando todo el mundo hace tiempo que lo daba por desaparecido y que, desde entonces y hasta su último aliento, no cesó de repetir entre sonrisas: “¡todavía estoy aquí, aún sigo vivo!”.

Organiza Konpartitu

 

Martes 7 de febrero y miércoles 8 de febrero de 2017

Precio inscripción: 50 €

Lugar: Sociedad Filarmónica de Bilbao, C/Marqués del Puerto 2, 48009 Bilbao), Metro Moyua

Horario: 19:30 a 20:45

El número de participantes está limitado a un máximo de 32 y la selección se realizará por riguroso orden de inscripción.

Si el número de participantes no llega a 15 no se realizará el curso.

Para formalizar la inscripción deberá enviar a la dirección de correo electrónico jfeijoozabalo@icloud.com su nombre, apellidos, teléfono y/o correo electrónico, haciendo saber su interés por participar.

Forma de pago: En efectivo el primer día del curso.

 

Fin de ciclo

DSC_3705 copiaMañana sábado 7 de mayo Konpartitu organizará la última actividad de gran formato. Será un concierto, presentación del segundo disco en solitario de la cantante y autora catalana Judit Neddermann.

La intención de Konpartitu cuando empezó a organizar actividades en la sala de la Sociedad Filarmónica de Bilbao fue la de intentar llevar a un público amplio ciertos aspectos de la creación musical dignos de ser mostrados. En la música no solo existe sentimiento, sino también trabajo, tesón, sacrificios. Existen intenciones de contar historias, de contarlas de una manera determinada.

No se tenía la intención de ser elitista. La idea era bajar los precios y llevar a cabo las actividades en una sala grande con posibilidades de rentabilizar la inversión.  Ciertas ayudas públicas ayudaron a rebajar las pérdidas, pero no fue suficiente como para pensar en continuar con estas actividades.

Luego un paréntesis.

Y luego una especie de canto de cisne. Para mi Judit Neddermann es un paradigma del músico creador, con un alto nivel de educación, talento y conocimiento del medio. Y además es una persona generosa, que vive con ilusión cada nuevo proyecto en el que se implica (y son muchos y de calidad). Escuché los primeros compases de su canción "Com pot ser" y me enamoré de su música. Este negocio funciona así en ocasiones.  Como no dar una oportunidad para que el público conozca su trabajo. Vino en noviembre de 2014 y ofreció un gran concierto. Pero más allá de eso dio una lección de profesionalidad que es rara de ver en una persona tan joven, y me atrevería a decir que no tan joven, al menos en el ámbito en el que me muevo.

Por todas estas razones no encontraba mejor manera de cerrar el círculo, mostrando la música de alguien que merece tener su espacio en este negocio loco. Lo merece por su talento y por su calidad humana, dos aspectos que no siempre van unidos.

En Konpartitu ya se han empezado a organizar otros tipos de formatos más "de bolsillo". Rock de Cámara finaliza ahora en junio sus primeros dos trimestres y casi con toda probabilidad continuará la temporada que viene albergando conciertos de pequeño formato en un ambiente que nos gusta mucho, en una sala pequeña y acogedora como es la de La Fundición.

Y hemos comenzado una serie de pequeños cursos hablando sobre diversos intérpretes de la música clásica. Glenn Gould tenía que ser el protagonista del comienzo de este camino. Ya hay un par de ideas sobre la mesa.

Y después del verano, más proyectos. La máquina no para, lo único que pasa es que se adecua al entorno y a las circunstancias. Es un deber de una sociedad culta ofrecer las herramientas a la gente para que desarrolle un sentido estético, crítico. Herramientas para desarrollar su propia opinión sobre cualquier aspecto de la vida. Ese es también el deber de un proyecto como Konpartitu. No hemos tenido éxito en el formato grande, pero seguiremos insistiendo desde el pequeño, aunque siempre con la idea de llegar a la mayor cantidad de gente posible.

 

* Juan Feijóo es coordinador del proyecto Konpartitu

Más información en www.konpartitu.com 

Música para escuchar en silencio

teclas buscando su lugar

Música para escuchar en silencio. Sin interrupciones, sin polución acústica a nuestro alrededor.

Música que abraza,  pura y sin artificios, que estremece, que acompaña, que nos entiende.

Música para degustar en solitario, para reflexionar, para viajar, para desarrollar.

Música que nos hace libres, que activa nuestros recuerdos, que los enriquece y los modifica a nuestro gusto, que nos hace más sensibles, más humanos.

Música para escuchar en silencio.

© JUAN FEIJÓO - KONPARTITU

Diseño del Bog: Eclickse Digital